Cosmiatría

La cosmiatría es una disciplina enfocada en procedimientos basados en la aplicación de cosmecéuticos, formulaciones magistrales y aparatología estética, con el fin de mejorar la estructura y funcionamiento de la piel afectada por diversas causas.  Sus principales técnicas buscan conservar una piel más limpia, radiante, suave, hidratada, homogénea en su color, menos grasosa, con poros más reducidos, libre de imperfecciones y finas arrugas, pero también prevenir el fotodaño y la formación de lesiones que puedan evolucionar a cáncer. 

Los profesionales que pueden capacitarse en esta disciplina son enfermeras, cosmetólogas y médicos que deseen complementar su práctica, para laborar en consultorios de medicina estética, cirugía plástica y dermatología, o abrir y dirigir un SPA. También las cosmiatras pueden trabajar en conjunto con el médico para complementar su servicio estético, sobre todo cuando se trata de peelings de importante profundidad, o padecimientos dermocosméticos que afectan la salud e imagen de la persona. 

Algunos de los padecimientos que con mayor frecuencia se tratan en cosmiatría son acé, manchas, cicatrices, pequeños crecimientos benignos, estrías, celulitis y  sobre todo, las manifestaciones frecuentes del envejecimiento prematuro de la piel. Esta práctica clínica no usurpa funciones de la dermatología que, como especialidad médica, se centra en el conocimiento profundo, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de la piel. Al contrario, coadyuva durante los servicios de dermatología con enfoque estético, al dar seguimiento sobre los cuidados rutinarios de la piel en casa y al preparar o tratar a los pacientes, según las indicaciones del dermatólogo.

Las principales funciones de la cosmiatría consisten en prevenir el fotodaño o envejecimiento prematuro de la piel, por medio de educación sanitaria y acciones o cuidados de la piel en casa por parte del paciente, según sus características y necesidades personales. También se concentra en la aplicación de tratamientos profesionales, dirigidos a remodelar o mejorar la estructura y función cutánea, cuando está alterada por diversas causas, para conservar su salud y belleza, a través de su exfoliación controlada o peelings en diversas profundidades. 

Estos procedimientos, que permiten la regeneración con mejores características de la piel, también ayudan a controlar su secreción excesiva de grasa, pigmento y queratina, además de hidratarla profundamente y dar pauta a una buena regeneración que evite alteraciones celulares con posibilidad de desarrollar lesiones precursoras de cáncer.

Algunos de los principios activos más comunes utilizados en cosmiatría son el ácido retinoico, glicólico y salicílico, indicados tanto para el mantenimiento de uso en casa como para procedimientos profesionales a mayores concentraciones, dosis y tiempos. Por ejemplo, el ácido retinoico está indicado para fotodaño y envejecimiento, así como para acné y manchas. Se indica al 0.025% durante las noches en casa, a diferencia de concentraciones del 1% al 5% utilizadas en consultorio, para aplicarlo durante unas 5 a 10 sesiones quincenales y luego eventualmente según la evolución del paciente. Estos tratamientos se realizan en unos 40 a 60 minutos, según la aparatología con la que se combinen, como son las puntas de diamante para ayudar a  eliminar la capa córnea de células muertas de la superficie cutánea, la alta frecuencia que oxigena, revitaliza, desinfecta y la descongestiona; además de algún ultrasonido o láser terapéutico para bioestimular el tejido o radiofrecuencia para la flacidez.

De esta manera, la cosmiatría fomenta la salud y belleza de la piel, con procedimientos que no son invasivos como los inyectables o las cirugías. Hoy en día, su estudio puede darse a nivel licenciatura, pero también en cursos o diplomados para médicos en estética y personal técnico como las cosmetólogas, quienes al menos deben contar con el conocimiento y cuidado básico de la piel o principios cosméticos, para que la estudien por competencias y puedan laborar legalmente en el ramo. Es el caso del Diplomado en Cosmiatría del Centro Educativo en Estética Interdisciplinaria CEEI, que es un centro de capacitación externo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social STPS, que desde hace 10 años imparte este diplomado con gran éxito, pues sus egresados laboran de forma eficiente y segura para el beneficio de la población.

En el Diplomado de Cosmiatría del Centro Educativo en Estética Interdisciplinaria CEEI, el profesional egresará con el siguiente conocimiento y competencias, además de contar con asesoría clínica permanente por parte de sus profesores:

  1. Legalidad de la práctica Cosmiátrica: Normatividad, requisitos para el cumplimiento ante instancias de salud y protección civil. 
  2. Propedéutica clínica: Expediente clínico y estudio fotográfico en la práctica estética,     estructura y función cutánea, anatomía y características clínicas de la piel, tipos y clasificaciones de la piel.
  3. Fotobiología: Efectos agudos y crónicos de la radiación solar sobre la piel.  Clasificación, tipos, principios activos, mecanismos de acción y presentaciones de filtros y pantallas. Fotoprotección: características, tipos, indicaciones y uso según el tipo y condiciones de la piel. Agentes fotosensibilizantes e interacciones medicamentosas durante la remodelación cutánea y peelings.
  4. Química Cosmiátrica: Presentaciones farmacéuticas, concentraciones, mecanismos de acción, indicaciones, contraindicaciones, efectos histológicos y clínicos de los derivados de la Vitamina A, Alfa y Beta hidroxiácidos, solución de Jessner, resorcinas, ácido tricloroacético y fenoles, antimicrobianos, reafirmantes, arbutina, kójico, formula de Kligman y otros despigmentantes en formulaciones magistrales.

4.Patología: Características, detección, prevención y tratamiento o remisión al dermatólogo del acné́, rosácea, lesiones pigmentarias por fotodaño, melasma, pigmentación postraumática, léntigos, efélides, elastosis, queratosis seborreica, hiperplasia sebácea, verruga, siringoma, quistes sebáceos, foliculitis, queratosis pilaris, acrocordon, milia, xantelasma, acné, couperosis, telangiectasias, punto rubí, dermatitis y problemas de cicatrización.    

  1. Química cosmiátrica: Peelings mecánicos y químicos con ácido retinoico y alfa hidroxiácidos: generalidades, características, indicaciones-contraindicaciones, acción, clasificación, mecanismos de acción, efectos histológicos y clínicos en la piel, factores que determinan su profundidad, paciente ideal, reacciones secundarias y complicaciones, presentaciones, plan de tratamiento y mantenimiento.

6.Aparatología o Electroestética: Generalidades, fundamentos, indicaciones, contraindicaciones, integración a protocolos clínicos y aplicación luz de Wood, vapor, dermoabrasor, alta frecuencia, galvánica, ultrasonido, mesoporador, ozono, ultrasonido, cromoterapia, luz intensa pulsada, láser terapéutico, radiofrecuencia, carboxiterapia, electroestimulador, lipoláser, cavitación, vacum, electrocauterio y láser Nd-Yag.

  1. Protocolos dermocosmecéuticos: Características, acción, indicaciones y técnicas de aplicación  de productos. Técnicas básicas de masoterapia. Diseño y tipos de protocolos, preparación, prevención, control, mantenimiento, indicaciones previas y posteriores y seguimiento.
  2. Psicología aplicada: Tipología psicológica para la atención del paciente en estética.  Administración básica del servicio.
  3. Prácticas clínicas entre participantes y con pacientes en cada módulo durante todos los meses de capacitación, bajo supervisión y retroalimentación de los profesores.

Este diplomado tiene una duración de 4 meses, con actividades en clase y fuera de esta, para tener oportunidad de tener contacto y llevar el seguimiento de un paciente desde la preparación de su piel,  aplicación de diversos tratamientos con el cuidado e indicaciones que requiere y control de efectos secundarios, así como la etapa del mantenimiento para conservar los resultados.

Debido a que esta práctica resulta muy valiosa y primordial para mejorar la salud e imagen de la piel, es importante que los profesionistas dedicados a la práctica estética dominen este tipo de procedimientos y tratamientos, para coadyuvar eficientemente y de forma segura, durante algunos de los principales motivos de consulta de la población en este tipo de servicios, así como para brindar un mejor resultado y tratamiento integral durante los tratamientos de rejuvenecimiento, como son la toxina botulínica y rellenos faciales, entre otros.

De tal manera que si tu interés es laborar profesionalmente en el área de la estética, ya sea abriendo tu propio negocio o asistiendo a un médico o servicio de estética, te esperamos para que te capacites con nuestro Diplomado en Cosmiatía, ya que te orientaremos y formaremos   con profesores en constante actualización, quienes compartirán su experiencia clínica para iniciarte o especializarte más en esta área básica de la estética. 

Si estás interesado en conocer los requisitos, características, propósito, duración,  temario completo y currículum de nuestros profesores o instructores, te invitamos a revisar nuestro sitio web, www.esteticainterdisciplinaria.com, donde podrás encontrar información detallada de esta u otra de nuestra oferta educativa, o bien, comunicarte con nosotros a los teléfonos 5661-0978 o 5662-4070 para atenderte personalmente